Vivir las IAC Masteries: Maestría 1, Establecer y mantener una relación de confianza.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Nutritional Coaching es un centro con licencia de la International Association of Coaching para impartir sus Maestrías. Hay muchas escuelas y diferentes corrientes del coaching, y de entre todas ellas Nutritional Coaching escogió el modelo de las Maestrías de la IAC, por considerar que recogen la esencia de lo que es la excelencia en la práctica del coaching.

Las IAC MasteriesTM fueron definidas por un grupo de coaches experimentados, pertenecientes a diferentes paises del mundo, todos ellos miembros de la International Association of Coaching, que durante dos años estuvieron observando y analizando sesiones de coaching excelentes, identificando las habilidades, destrezas y comportamientos que los coaches tenían en ellas y poniéndolas en práctica para probar su efectividad. Gracias a este trabajo de investigación, se concretaron las 9 IAC MasteriesTM, las cuáles se ponen de manifiesto cuando las sesiones de coaching son conducidas por coaches excelentes.

Hoy iniciamos una serie de posts en los que presentaremos las 9 MaestríasTM , una cada mes, las cuales estudian y practican los alumnos que participan en nuestra formación.

La 1ª Maestría es la de “Establecer y mantener una relación de confianza”.

No es de extrañar que ésta sea la primera, puesto que lograr generar confianza en tu cliente, tanto hacia ti como hacia el proceso de coaching, es básico para poder lograr resultados.

Hay una serie de comportamientos que demuestran esta Maestría. En el ámbito de la salud, el paciente está acostumbrado a una relación tradicional más jerárquica, en la que el profesional marca el ritmo y se puede mostrar en ocasiones distante o autoritario. En el coaching nutricional la actitud es totalmente diferente. La jerarquía se rompe. En las sesiones de coaching, el profesional tiene una actitud abierta hacia su cliente, o paciente, y entiende que el  profesional es el experto en nutrición pero que el paciente es el experto en su propia vida.

Esa confianza se genera desde el primer minuto. Como bien dice la famosa frase de Oscar Wilde, no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión. Cuando recibes a tu cliente, es importante que lo hagas con amabilidad, llamándolo por su nombre, acompañándolo a su asiento, y prestándole toda la atención. Igual que lo harías con una persona que llega invitada a tu casa por primera vez.

En ese encuentro, recuerda que no solo comunicas con tus palabras, sino también con tus gestos, con tu proximidad, con el tono de tus palabras… Todo ello debe ir dirigido a generar un clima de confianza. Tu cliente debe tener la sensación de encontrarse en un espacio en el que se siente seguro y valiente; seguridad y valentía para llevar a cabo los cambios que pretende.

Más allá de la acogida,  cuando la relación ya se ha establecido, actuar según la Maestría 1 implica no juzgar a tu cliente cuando te diga que no ha tenido una conducta adecuada. A menudo, en la consulta tradicional, el paciente “confiesa haber pecado”, esperando el juicio negativo por parte del profesional: “Vengo a que me eches la bronca” dicen los pacientes.  En el coaching nutricional no hay espacio para las broncas.  Dice el coach: Yo no te voy a echar la bronca, es más, puedo reñirte si eso te satisface, pero tienes que saber que hacerlo va a ser tan efectivo para que tú te comprometas como rascarte el pie cuando te pica la cabeza. Piensa un momento y dime ¿qué es lo que hace que valga la pena el cambio que pretendes en tu alimentación? Ahora que has decidido que el cambio es realmente importante para ti, ¿Qué puedes hacer diferente la próxima vez para que no caer en el resbalón de la esta semana? ¿Qué has aprendido de esa experiencia?

Una de las habilidades necesarias para poder establecer esa relación de confianza es la escucha activa. Cuando tu cliente percibe que le estás escuchado con compromiso, se siente comprendido y respetado y eso le anima a ser honesto y a compartir contigo su verdad. Esto es lo que saben hacer perfectamente las personas que demuestran empatía, que saben ponerse en el lugar del otro sin juzgarlo.

La confianza es una condición básica en cualquier relación de coaching,  especialmente en el ámbito de la salud, y de la alimentación en concreto. Dominar esta maestría favorece que el paciente afronte sus obstáculos, aceptando y expresando sin  tapujos su realidad, y confiando en que su coach y el proceso de coaching van a ayudarle a conectar con el poder que ya reside dentro de él. Como dice John Whitmore: “Somos como una bellota que contiene en su interior todo el potencial para convertirse en un majestuoso roble. Necesitamos alimento, estímulo y luz para crecer, pero el roble ya se encuentra en nuestro interior”.

Yolanda Fleta

Nutritional Coaching

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?