Los 6 básicos de la primavera

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Los 6 básicos saludables de la primavera

 

La primavera es una época del año en la que se producen varios cambios en nuestro cuerpo debidos a los cambios ambientales a los que nos vemos expuestos. Los cambios climáticos y horarios, principalmente, nos pueden producir sensación de cansancio o debilitar nuestras defensas. Es por eso que mantener una buena alimentación va a ser muy importante para superar los efectos adversos que nos trae esta estación.

Si potenciamos una alimentación rica en alimentos de temporada y de proximidad vamos a poder obtener muchos nutrientes que nos ayudaran a mantener nuestro cuerpo en buen funcionamiento. Además, potenciar el consumo de verdura y frutas va a producirnos mayor saciedad, por su alto aporte de fibra, y así nos ayudará a reducir otros alimentos que nutricionalmente no nos van a aportar nada interesante.

A continuación, te dejamos 6 alimentos básicos de la primavera que van a ayudarte a mantener tu cuerpo y tu mente sanos:

 

  • Espinacas

 

Las espinacas son unas verduras muy versátiles debido a que pueden comerse crudas o cocidas, ¡y de las dos formas están deliciosas! Hay que tener en cuenta, que sus concentraciones en vitaminas siempre serán superiores cuando las comamos en crudo, ya que a través de la cocción perdemos algunas cantidades. Aun así, su contenido en vitamina A, vitamina C y ácido fólico (vitamina B9) son muy interesantes y les hará tener múltiples beneficios en nuestro cuerpo.

En contra a la afirmación anterior, cuando cocinamos las espinacas obtenemos más facilidad para poder absorber el hierro y el calcio que contienen. Por eso, introducirlas en la dieta de distintas formas es interesante para obtener distintos beneficios.

Los 6 básicos de la primavera: Ideas para incorporarlos en nuestra cocina:

Crepe de espinacas, garbanzos con espinacas, ensalada de espinacas con parmesano, frittata de espinacas y champiñones, espinacas a la catalana, salmón con salsa de espinacas, espinacas al ajillo…

 

  • Espárragos

 

 

El espárrago es una verdura poco calórica, al igual que las espinacas, compuesta mayoritariamente por agua y fibra. Si analizamos sus micronutrientes, destaca por ser rica en potasio, vitamina C y vitamina B9.

Gracias a la composición que tiene, aporta a nuestro organismo una serie de propiedades beneficiosas: tiene efecto antioxidante, favorece el sistema inmunitario y la función cognitiva, ayuda a regular el tránsito intestinal, es diurético…

Los 6 básicos de la primavera: Ideas para incorporarlos en nuestra cocina:

Salteados con champiñones y especias, a la brasa con queso de cabra, crema de espárragos y guisantes, revuelto de espárragos…

¡Podemos ver que son un alimento muy versátil y que se pueden elaborar de muchas formas distintas para no desaprovechar ningún nutriente!

 

  • Zanahoria

 

 

Las zanahorias son unas verduras muy ricas en beta-carotenos, los cuales son precursores de la vitamina A, es decir, nuestro cuerpo fabrica la vitamina A a partir de los beta-carotenos. Estos micronutrientes tienen una serie de beneficios para nuestro organismo como son la protección de la piel, las mucosas y la visión de ser dañados. Estos elementos, además, son antioxidantes, por lo tanto, nos van a proteger las distintas estructuras de la oxidación.

También, como las otras verduras, tienen alto contenido en fibra y agua, hecho que le confieren propiedades diuréticas. Y gracias a su contenido en minerales, entre los cuales destaca el potasio, nos proporcionan energía para nuestro cerebro.

Los 6 básicos de la primavera: Ideas para incorporarlos en nuestra cocina:

Zanahorias asadas al horno, hummus de zanahoria, salmorejo de zanahoria, incorporarlas en menestra de verduras o cremas, pastel de zanahoria…

 

  • Albaricoque

 

 

El albaricoque destaca por su contenido en potasio y vitamina C. También es una fruta rica en beta-carotenos, los cuales le confieren el color anaranjado, de la misma forma que ocurre con las zanahorias. Por todos estos elementos tiene un gran poder antioxidante, efecto que tiene múltiples beneficios para nuestro organismo en la prevención de enfermedades y la protección de varios órganos.

Por lo tanto, vemos que es una fruta muy saludable y además nos aporta pocas calorías.

Los 6 básicos de la primavera: Ideas para incorporarlos en nuestra cocina:

Licuado o batido de albaricoque, ensalada con albaricoque, mermelada de albaricoque, hojaldre relleno de mousse de albaricoque, bolitas de chocolate con albaricoque, tatín de albaricoque…

 

  • Cereza

 

 

Las cerezas son una de las frutas con más cantidades de flavonoides, hecho que les confiere una propiedad antioxidante muy importante y también antiinflamatorio, sobre todo a nivel muscular. También contienen considerables niveles de provitamina A y vitamina C, de la misma forma que aportan también potasio. Por estas razones, son altamente aconsejadas para el momento de recuperación después de ejercicio, de resistencia, por ejemplo.

Por su contenido en fibra y agua, se recomiendan en la dieta de personas con estreñimiento o con retención de líquidos, ya que contribuyen a la regulación del tránsito intestinal y favorecen la diuresis.

Ideas para incorporarlos en nuestra cocina:

Pastel de cerezas, gazpacho de cerezas, helado o polo de cereza, empanadilla de cerezas, mermelada de cerezas, salsa de cereza para carnes…

 

  • Fresa

 

 

Por último, pero no menos importante, tenemos las fresas. Una de las frutas más deseadas por todo el mundo y con una de las mayores capacidades antioxidantes de entre las frutas. Efecto que se debe a su contenido en flavonoides, polifenoles y vitamina C.

Cabe destacar que el contenido en vitamina C incluso ¡puede ser mayor que el de una naranja!

Gracias a su composición, aporta distintos beneficios para la vista, la piel, el aparato respiratorio, el sistema inmunológico… aparte de ayudar a disminuir los síntomas del resfriado o ayudar a combatir el estreñimiento.

Los 6 básicos de la primavera: ideas para incorporarlos en nuestra cocina:

Mini helados de fresa y yogur, mermelada de fresas, milhojas de fresa, zumos de fresas y zanahoria, batido de fresa y plátano, ensalada de espinacas y fresas, bañadas con chocolate negro, natillas de fresa…

Si quieres que te asesoremos para mejorar tu alimentación y saber encajar estos alimentos en tu alimentación, puedes contactar con nosotros por estas vías:

También puedes cursar alguno de nuestros cursos con los que aprenderás mucho sobre nutrición:

Nutritional Coaching

Afra Esteba

Referencia:

Lobos Luengo V. Astenia Primaveral. America Latina Entre Comillas, editor. Independently Published; 2020.

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?