Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

A llegado el momento de hacer las maletas e irnos unos días lejos del lugar de trabajo para desconectar un poco, relajarnos al máximo y olvidarnos de todo. ¿Que comer en vacaciones?. No tenemos que olvidarnos de TODO lo que hemos hecho duratne el año, y menos si hay algunas cosas que actualmente nos aportan bienestar y confort, como es el hecho de comer bien. ¿Para qué nos vamos a olvidar de hacer algo que nos gusta, algo que nos hace estar bien? Es como si durante las vacaciones nos olvidáramos de cepillarnos los dientes o de dormir, ¿a que no nos pasa? pues entonces ¿para qué vamos ha dejar de hacer algo que nos gusta y nos hace sentir bien, como es comer correctamente?

De todas maneras aunque comamos bien y nos sintamos bien, no quiere decir que no decidamos escoger comer cosas que nos apetezcan y que normalmente no las tomamos por falta de tiempo para cocinarlas, por la pereza de hacerlas nosotros mismos, porque no las sabemos cocinar o porque no las tenemos disponibles en casa, así que si estáis en Menorca y os apetece un suquet o en Las Canarias y os apetece las papas arrugás con mojo picón, no dudéis en disfrutar de este manjar, poniendo toda la atención en él, disfrutando de su olor, de sus colores, de su sabor, del entorno donde lo estáis comiendo, de la compañía con la que la estáis degustando y las sensaciones que estáis teniendo. Si prestáis atención plena a ese momento seguramente viviréis el momento más intensamente y además lo recordaréis con mayor detalle. Si tenéis un recuerdo muy concreto y detallado de ese instante lo podréis recuperar algún día cuando ya estéis en el trabajo de nuevo y revivirlo, conectando con ese momento. Y seguramente se os dibujará una sonrisa en la cara, al rememorar dicho instante.

Es común que el verano planeemos el día en función de donde vamos a comer y aún sin haber desayunado ya estemos pensando en qué vamos a cenar. Obviamente en verano nos hemos de continuar alimentando, pero debemos evitar que la alimentación se convierta en el centro de nuestro día y para que esto no suceda hemos de encontrar opciones y alternativas distintas y restar importancia al acto de comer. Podemos realizar actividades muy diversas, empezando por las más calmadas como podría ser leer todas las novelas que durante el año no hemos tenido tiempo de leer, otras algo más moviditas como puede ser ir a hacer excursiones a lugares desconocidos o incluso nos podemos plantear ponernos algún reto deportivo como puede ser hacer una minitravesía nadando entre cala y cala o empezar a entrenarte para correr X Km (el entreno deportivo en verano, se ha de hacer con cautela debido a las altas temperaturas que se alcanzan, evitar entrenar durante las horas de calor intensa). Sea lo que sea lo quedecidamos hacer, lo importante es poder desvincular nuestra mente del continuo pensamiento del acto de comer y así  poder disfrutar de un verano sano y haciendo aquello que más nos gusta.

 

Aquí tenéis 4 consejos básicos:

  • Bebe AGUA como principal líquido a lo largo del día. Las bebidas alcohólicas de baja graduación (cerveza, tinto de verano, sangría, vino…) no hidratan, más bien contribuyen a todo lo contrario.  Si el agua te cansa, opta por aguas aromatizadas que puedes preparar en casa con unas hojas de menta, unas rodajas de lima y otras pocas de jengibre, unos cubitos y listo para tomar bien fresquito.
  • Mantén un ritmo de horarios estable, sin la rigidez de la jornada laboral pero sin la anarquía que te lleva a comer mal.
  • Levántate de la toalla, pon tu cuerpo en movimiento.
  • Ten una amplia variedad de opciones sanas en la nevera (frutas, verduras, gazpacho, guacamole…)
  • Pasa de lo poco sano! Evita consumir alimentos ricos en grasas y azúcares, como son los helados, las tapas de alimentos fritos, snacks salados…
  • Recuerda el hacer raciones correctas! En verano no hace falta que comas por dos, sírvete la ración que toca y aleja el resto de ti!
  • Ojo con la hidratación si prácticas deporte! evita las horas de calor intensa y hidrátate con bebidas isotónicas o hipertónicas si el caso lo requiere. Asesórate bien, el agua no cubre las sales minerales perdidas por el sudor.

 

Sin más y con todos estos consejos, os deseamos un muy feliz verano a todos.

Lara Lombarte Plaza CAT 502

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?