Embarazo y Diabetes Mellitus

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Durante el embarazo, las mujeres comienzan a transmitir su microbiota intestinal al feto, por lo que nos encontramos ante un punto crucial para beneficiar a nuestro bebé. Transmitiéndole una microbiota rica podremos ayudarle a desarrollar correctamente su sistema inmunológico.

En un estudio reciente sobre la Diabetes Mellitus Gestacional [1] se observó que las mujeres con esta alteración presentaban una microbiota intestinal diferente a las mujeres normoglucémicas. Para ello, se examinarion los cambios en la microbiota intestinal entre el primer y segundo trimestre de embarazo llegando a la conclusión de que una reducida variabilidad en la microbiota durante el embarazo se asocia con diabetes mellitus gestacional.

Para enriquecer nuestra microbiota intestinal y evitar este tipo de alteraciones debemos tener en cuenta que la alimentación, junto a otros factores perinatales como el modo de parto, exposición a antibióticos y lactancia, serán clave en la composición de nuestra microbiota intestinal, por lo que mantener una dieta saludable nos ayudará no sólo a cuidarnos nosotras, sino a nuestro bebé ayudando a prevenir patologías como la obesidad o las alergias [2]. Los probióticos, prebióticos, proteínas vegetales y ácidos grasos omega 3 parecen ser alimentos clave para mantener sana nuestra microbiota. A continuación, te mostramos algunos ejemplos de ellos:

  • Probióticos: yogur natural y kéfir
  • Prebióticos: ajo, cebolla, plátano, cereales integrales. Son fibras que no podemos digerir, por lo que son fermentadas por la microbiota intestinal
  • Proteínas vegetales: tofu, soja texturizada, garbanzos, quinoa, champiñones
  • Ácidos grasos omega 3: aceite de lino, aceite de oliva, frutos secos, pescado azul, aguacate

Aunque necesitamos incorporar estos alimentos en nuestra dieta de manera regular, también deberíamos reducir el consumo de ciertos alimentos como azúcares simples y grasas saturadas. Es nuestra responsabilidad recordar que cada persona reacciona a los alimentos de manera diferente, por lo que ante un estado tan delicado como la gestación, lo ideal sería recibir un enfoque personalizado para cada mujer.

Aquí os dejamos algunas infografías que os pueden resultar muy útiles.

  • Si deseas información sobre como llevar tu embarazo, te proponemos este pack.
  • Si deseas información para formarte en este área, te dejamos este curso

Claudia Audrey Pérez

Nutritional Coaching SL

Bibliografía:

[1] Zheng, Wei, et al. «Gestational Diabetes Mellitus Is Associated with Reduced Dynamics of Gut Microbiota during the First Half of Pregnancy». MSystems, editado por Sean M. Gibbons, vol. 5, n.o 2, marzo de 2020, pp. e00109-20, /msystems/5/2/msys.00109-20.atom.

[2] García-Mantrana, Izaskun, et al. «Distinct Maternal Microbiota Clusters Are Associated with Diet during Pregnancy: Impact on Neonatal Microbiota and Infant Growth during the First 18 Months of Life». Gut Microbes, vol. 11, n.o 4, julio de 2020, pp. 962-78.

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?